UN DERBY CON MUCHOS GOLES Y POCO FÚTBOL

FCB-RM1ª DIVISIÓN

 

El pasado sábado, el FC Barcelona y el Real Madrid empataron a 3 en un partido cargado de ocasiones, y marcado por la expulsión de Oleguer en el equipo local, haciendo que los blancos tuvieran al Barsa contra las cuerdas. Messi se graduó en el derby con un Hat-Trick y ambos clubes (directivos, jugadores y afición) demostraron un ejemplo de deportividad a pesar de la rivalidad.

 

Pasada la “resaca” del duelo, llega el momento de analizar el partido en frío. Sí, no se puede reprochar que fue un partido espectacular y con muchos goles. Y eso, al aficionado, es lo que le gusta. Pero si lo vemos desde una perspectiva técnico-táctica, entonces estaremos de acuerdo que hubo muchas imprecisiones y errores.

 

El pasado martes, vimos un buen partido entre dos equipos grandes: Liverpool y FC Barcelona. Los dos se jugaban la clasificación, y no por ello dejaron de pensar en el protagonista del juego: el balón. El sábado podría servir al vencedor del partido hacer menos amarga la eliminación europea, y ninguno se llevó el gato al agua. Y resultó ser un partido del que no se debe aprender nada, excepto para corregir los errores.

 

Quizás, el menos malo en el partido fue el Real Madrid. Fabio Capello respetó su estilo y jugó al ataque con Guti como titular. El equipo lo notó, y tenía mucha fluidez en el medio campo y era más vertical. Con él como enlace, Ruud Van Nistelrooy se sentía más apoyado y con más balones para crear ocasiones. Funcionó la presión a partir de medio campo. Pero aún tiene muchos errores defensivos. Helguera no está siendo el central contundente que el Real Madrid necesita y como en el partido del Bayern, volvió a medir mal las salidas y no compenetrarse con Sergio Ramos. Torres, “bailó con la más fea”. Y es que le tocó defender a un Leo Messi muy inspirado y muy activo. Salgado, tenía delante a Ronaldinho y más de una vez le dejó atrás. Pero Fabio respetó su 1-4-2-3-1. Muy importante para que el equipo se asiente con un esquema toda la temporada, sin hacer pruebas ni experimentos en el campo. A este Real Madrid le falta más contundencia en defensa, aunque ya pensando en la próxima temporada, han fichado al defensa Metzelder. El otro problema es que necesitan extremos. Robinho no es un extremo nato, Higuain trabaja más como interior como Reyes. Son jugadores de corte ofensivo con facilidad de cara a portería, pero ir pegados a la línea de cal, les cuesta. Recurso que tenían con David Beckham, pero que en junio abandonará la disciplina blanca. Y, para no tener Rudd-dependencia, necesitan otro punta para oxigenar al holandés, puesto que es el único punta que tienen.

 

Por la contra, al FC Barcelona le ha podido la presión de los títulos de la temporada pasada y su reputación de los últimos dos años. Hace un mes hablábamos que los blaugranas tenían cuatro “finales”: Zaragoza (copa del Rey), Sevilla (Liga), Liverpool (Liga de Campeones) y Real Madrid (Liga).

 

Es curioso, pero en el derbi, los mejores jugadores eran de las mismas posiciones:

 

Iker y Valdés: ambos realizaron grandes intervenciones que evitaron que el equipo encajaran más. En los que encajaron, no pudieron hacer nada.

 

Guti e Iniesta: los dos jugadores más destados en sus equipos a lo largo de toda la temporada. Son los que más fútbol están creando y cuando no están en el campo, el equipo les echa en falta.

 

Messi y Van Nistelrooy: dieron un recital de goles para enmarcar. La veteranía frente a la juventud.

 

Frank Rikjaard está equivocándose con la forma de plantear los partidos últimamente. Presentarse a las cuatro “finales” con un 1-3-4-3 lo ha acusado el equipo porque no lo habían usado en toda la temporada. El sábado sorprendió a casi todos, puesto que esperaban un 1-4-3-3 como había jugado hasta hace poco. Repitió sistema de las últimas finales e hizo aguas. Y sobre todo cuando al final del primer tiempo, Oleguer se autoexpulsó y dejó al equipo con 10. A partir de ahí, se desequilibró el partido y los blancos dominaron el balón y pudieron hacer más daño. Marquez jugó un partido pésimo tanto como pivote defensivo con el 1-3-4-3 en rombo, como cuando se posicionó de defensa en la línea de 4 tras la expulsión de su compañero. Llega tarde a los cortes, no bascula bien y físicamente no está aguantando. La comparativa es muy grande con un Carles Puyol replegándose por todo el campo, incluso subiendo con la pelota hasta la linea de ataque. Seguramente, el míster esperaba Marquez que neutralizara a Guti y que en labores de ataque, hiciera diagonales a los puntas, o cambiara la orientación de juego. Pero no hizo nada de eso. Iniesta ayudó tanto en labores defensivas en el primer tiempo, y en el segundo, hizo un recital de físico defendiendo, y a la vez, siendo el jugador más ofensivo encarando a Casillas varias veces. Otros dos desaparecidos fueron Xavi y Ronaldinho. El brasileño ha perdido su frescura y sólo él la puede recuperar. Ya no encara con tanta velocidad, no juega tanto en equipo y en más de una ocasión, pudo poner balones por encima de la defensa blanca para que los puntas entraran entre líneas y prefirió jugarla a ras de cesped.

 

pizarraEl 1-3-4-3 con rombo como proponía Rikjaard es un sistema muy ofensivo: Valdés; Puyol, Thuram y Oleguer; Marquez como pivote, Iniesta por la izquierda, Deco por la derecha y Xavi de media punta; Ronaldinho, Eto´o y Messi. En la época de Cruyff en el Ajax (o con el Dream Team), era el sistema que todos los equipos canteranos jugaban. La razón: los jugadores aprendían a jugar en varias posiciones, a mejorar las coberturas, replegaban mejor las líneas y potenciaba el ataque. La denfesa jugaba con 3 centrales en zona, o bien, el del medio librando un paso o dos por detrás para hacer mejor las coberturas. El rombo en el medio campo obliga a que los jugadores tengan una labor tanto defensiva como ofensiva. Y los puntas, bien abiertos para aprovechar las bandas. Pero para conseguir que funcione, se necesita mucho trabajo y la implicación de los jugadores y su concentración. Y lo hemos visto con Van Gaal, cuando incluso Cocu jugando de central izquierdo, medio centro defensivo incluso de extremo izquierdo. O cuando Zenden jugaba por las dos bandas (tanto como lateral como extremo)… Y cuando llegó aquí, Gabri también hacía esas funciones (medio centro, lateral, extremo…). Ahora el caso más claro, Angulo. Juega de lateral, extremo, o en punta. La polivalencia de un jugador es un rol positivo para ayudar al equipo.

 

Los jugadores blaugranas han perdido tres finales (el empate como el Real Madrid no se puede tildar positiva) y han sido por falta de actitud. Puede que Frank haya apostado por este sistema para ver si el equipo reacciona y no se acomoda en el campo, manteniendo a sus jugadores de toque del medio campo para seguir imprimiendo velocidad al balón. El problema que a estas alturas de temporada, le ha costado estar fuera de Europa este cambio y la liga esté aún sin un líder claro. Si es que va a continuar, necesita hacer limpieza de vestuario para evitar otro año como éste, o peor. Debería aferrarse a su 1-4-3-3 para finalizar la temporada, y el año que viene, que la planifique con el otro sistema desde el principio como nuevo reto.

Anuncios

Un pensamiento en “UN DERBY CON MUCHOS GOLES Y POCO FÚTBOL

  1. Yo, como amante del fútbol defensivo, prefiero los resultados más cortos y ver tanto fallo defensivo me provocó un poco de alergia, pero reconozco que la gente disfrutó con el encuentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s