EL ESPANYOL SE LLEVA LA COPA DE CAMPEONES JUVENIL

FÚTBOL: COPA DE CAMPEONES JUVENIL 2007/08

Tras una semana de buen fútbol, llegaban a la final el Villarreal CF y el RCD Espanyol como favoritos para llevarse el título. Y fueron los periquitos los que llevaron el gato al agua por un 1-2 a falta de tres minutos para el final del encuentro.

Con gran espectación se esperaba la finalísima de la Copa de Campeones juvenil de esta temporada, pero atemorizados por el temporal que había hecho el día anterior. Pero para suerte de los aficionados, las primeras gotas cayeron al final del encuentro, a la par que las lágrimas de los chicos del Villarreal cuando el colegiado pitó el final del encuentro. Entre el público, se pudo ver a figuras del fútbol como Paco Buyo.

Con algunas novedades en los “once” del Villarreal y del Espanyol comenzaría el encuentro con el Campo Municipal Alberto Ruiz hasta la bandera. Y cuando aún estaba entrando gente, a los dos minutos llegó el primer gol del partido fruto de una jugada de falta en la que la defensa intentó el fuera de juego, pero David aprovechó para poner la pelota lejos del alcance del portero. Los primeros diez minutos del encuentro transcurrieron sin un dominador claro: el Villarreal intentando acaparar toda la posesión del balón mientras que el Espanyol intentaba jugar con sus extremos Guillem y Max que tanto daño hacían. Y poco tardó el Villarreal en empatar el encuentro, puesto que cuando llegaba el partido al minuto 15, un centro preciso por banda izquierda de Juanjo, se encargó Chumillas de ponerlo en el fondo de la red con un tremendo cabezazo. A partir de aquí, el partido comenzaba de nuevo con dos equipos intentando imponer su estilo aunque parecía que el Villarreal tenía más las de ganar puesto que se hizo con el centro del campo. Pero les faltaba las ocasiones y fueron los periquitos los que estuvieron a punto de adelantarse de nuevo, una vez Baena y otra Victor Ruiz en un saque de esquina donde Ruben atajó con suma habilidad en dos ocasiones seguidas. Aún así, el Espanyol seguía forzando cualquier situación de ataque con Baena buscando los balones al centro del campo y atacando por la banda de Max; y el Villarreal, lo intentó a través de Ochoa y Kike. Así, se llegó al descanso con un empate que hacía justicia al fútbol de ambos conjuntos.

En la reanudación, el técnico espanyolista Josep Clotet realizó un cambio para darle más movilidad al centro del campo y pasando Alex que estaba jugando de mediocentro al lateral derecho para darle más salida al balón por esa banda. Con la entrada de Canario, el equipo recuperó el centro del campo y las posesiones del Villarreal dejaron de ser tan abrumadoras. El Villarreal poco a poco fue acusando físicamente el esfuerzo de días anteriores por jugar tan seguido y el partico empezó a coger un ritmo más trabado donde las faltas sustituían a las anticipaciones en los robos de balón. Ocasiones que aprovechaba el conjunto periquito para acercarse a la portería de Ruben. Tras 20 minutos jugados del segundo tiempo, ambos entrenadores empezaron a mover el banquillo para darle minutos a todos los hombres. En el minuto 77 el Espanyol tuvo sendas ocasiones con Canario y Ruben como protagonistas principales, pero el gol no llegaba. Mientras, Jero López retiraba del campo a Kike poniendo en punta a Salva para intentar recuperar el ataque y pasando a Chumillas de interior derecho sorprendiendo con este cambio ya que se le notaba más cansado a éste que Kike. Pero el cambio no pareció del todo efectivo porque el partido estaba siendo cada vez más trabado y empezaron a saltar las primeras chispas del encuentro, bien por entradas duras como por simulaciones de falta. En otro ataque espanyolista, fue Canario el que le puso un buen balón en diagonal a Max, y éste cruzó el balón donde Ruben no pudo hacer nada siendo el gol que le daría la victoria. Un tanto merecido para un jugador que lo había intentado tanto por banda, como por el centro en alguna ocasión a lo largo del partido. En el minuto 87, Ramón Soria cometió una falta peligrosa al borde del área que conllevó “regalo” con segunda amarilla y por consiguiente, roja dejando a su equipo diezmado. Al final del encuentro, los periquitos lo celebraron en el centro del campo saliendo en tromba a pesar de la lluvia que empezó a caer. La imagen desoladora fue ver a la plantilla del Villarreal en círculo derrotados y tristes al lado de su banquillo. Los vencedores, fueron a consolarles como signo de deportividad y animarles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s