Todo un ejemplo de versatilidad: Cocu, Luis Enrique y Mascherano

Hay un tipo de fichajes que podríamos denominarlos “raza en extinción”: son esos futbolistas que destacan por su entrega y polivalencia. Y en eso, el Barça tiene mucho que decir. Hace 12 años, llegó a las filas culés Luis Enrique y Phillip Cocu. Hace año y medio, el “jefecito” Mascherano.

Luis Enrique, Cocu y MascheranoEn el fútbol existen muchos tipos de jugadores: correosos, luchadores, técnicos, estrellas en una única demarcación y los polivalentes. Este tipo de jugadores no se extiende con mucha facilidad en los campos de juego. No concibo como un jugador polivalente un punta que puede cambiar de banda exclusivamente, un extremo o un lateral que cambian su posición, un central que puede hacer de falso pivote por delante de la defensa o un mediapunta haciendo de medio organizador. Esto más bien lo podríamos definir como una extensión o evolución de su posición habitual. Pero ser polivalente implica un cambio directo y radical de su demarcación habitual.

Pocos futbolistas he visto que adquieran casi cualquier posición en un equipo de manera profesional como lo han hecho Cocu y Luis Enrique, y aún hace Mascherano.

Luis EnriquePor orden cronológico, habría que hablar de uno de los que creo que es otro de esos grandes jugadores españoles que ha existido: Luis Enrique. Jugador multiposicional: lateral, interior, media punta incluso delantero centro. Su fichaje fue muy sonado por ser un ex-jugador del Real Madrid y el ambiente mediático que ello conllevaba. Luis Enrique destacó por ser un jugador muy luchador y competitivo. El asturiano, que también fue capitán del equipo culé, dejó una huella importante en la afición. Durante su etapa de jugador, regaló 115 goles a ese escudo blaugrana y posteriormente, estuvo durante 3 años en el Barça Atlètic como técnico dejando muy buenos resultados en su debut en el banquillo.

Cocu en el BarçaSu fichaje fue muy importante en el esquema de Louis Van Gaal ya que el técnico holandés buscaba un sistema diferente de juego : 2-3-2-3 donde la polivalencia en las posiciones era importante (aunque también usaron el 3-4-3 y el 4-3-3 pero con menos asiduidad pero sí como otras opciones dependiendo de la disposición de jugadores). Ese concepto recordaba mucho al que introdujo su antecesor holandés Johan Cruyff del sistema que durante muchos años destacó en la escuela del Ajax. Pero no sería el único jugador de esas características en aquella época. Actualmente, y tras pasar una breve temporada como ayudante del técnico del seleccionador holandés, es el entrenador del PSV Eindhoven.

Phillip Cocu llegó al F.C.Barcelona libre del PSV tras finalizar contrato y recaló en las filas blaugranas durante 6 temporadas. Jugó en diversas posiciones: central izquierdo, extremo izquierdo, mediocentro incluso, mediapunta. Su versatilidad a la hora de entender cualquier posición le hizo ser una pieza casi intocable. Jugando más del 85% de partidos de cada temporada, y habiendo metido más de 40 goles en su paso por Barcelona, Cocu se erigió como una figura modelo por su comportamiento, su honestidad y llegando al corazón de la gent blaugrana: un crack en la sombra. Cocu tenía una gran visión del juego, y cuando jugaba en posiciones más adelantadas tenía mucha facilidad en llegar al ataque. Aunque también era uno de los objetivos en las jugadas a balón parado por su capacidad rematadora de cabeza o su buen golpeo a balón parado.

MascheranoSi bien es cierto que muchos jugadores pasaron durante 10 años, no alcanzaron el grado de “jugador polivalente” como venimos hablando en este post. Pero hace un año y medio, proveniente de Liverpool llegó “el jefecito” Mascherano. Cuando muchos medios le preguntaban sobre su llegada al equipo donde caracterizaba por tener un centro del campo muy copado, él se sentía muy cómodo y en ningún momento hizo ruido jugara o estuviera en el banquillo. Pero su forma de ser, recuerda mucho a la de Cocu que, en el tiempo que lleva ha funcionado a la perfección en diferentes posiciones defensivas: tanto de central, de lateral o de medio centro defensivo (su posición natural). Con gran visión y colocación, se adapta y ayuda a dirigir con sentido la pelota desde atrás encajando rápidamente en el esquema de Pep Guardiola. Contundente, rápido, dándole equilibrio a las líneas defensivas y con un trabajo oscuro en el campo, va cogiendo en poco tiempo cierto grado de peso en el campo y el cariño de la afición que valora su trabajo y su entrega en cada partido.

Y es que, de los 3 jugadores, Cocu y Luis Enrique llegaron libres tras finalizar el contrato, y Mascherano por un valor de 22 millones de €. Máxima rentabilidad en jugadores que, por sus virtudes, podrían costar el doble.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s