Errores clásicos o… un clásico con errores

Hoy es de esos partidos que se pueden denominar “bonitos para el espectador, pésimos para un entrenador”. Particularmente, no me gustaron los dos planteamientos de ambos conjuntos. Falta de precisión, errores espaciales y en la finalización. Ahora, esperaremos un segundo partido en el que se espera un asedio constante a las porterías rivales

FCB-RMEn la previa del partido se hablaba de la defensa en ciernes o sobre la titularidad de Diego o Adán por parte de las filas blancas; por parte de las filas blaugranas, no había muchas dudas con respecto a su 11. A eso, hay que sumarle que el clásico estaba envuelto en un gran choque entre Messi y Cristiano Ronaldo.

Ni Messi Ni Cristiano

Es curioso cómo la prensa esperaba un duelo de goles entre las dos estrellas de sus equipos, y ha resultado ser un derbi sin sus zarpazos. ¿A qué se ha debido?

> Messi, desaparecido. El Real Madrid creó todo un seguimiento del 10 del Barça para que evitara su trabajo entre líneas por la zona medular. Pero ese trabajo tuvo que ser cesado en el 2º tiempo porque el equipo blanco necesitaba es esfuerzo físico en terminar el partido y resultó peligroso ya que terminó el partido creando varias ocasiones de conducción arrastrando defensas que creó espacios en las filas blancas.

> Cristiano, pegado a banda. El duelo de Cristiano con Alves, dio mucho de qué hablar en los 90′ de partido. Cristiano hizo varias incursiones y un par de remates a puerta lejano a sus estadísticas particulares. Hoy no era un partido de libertad de movimiento de los puntas de Mourinho: Benzema tenía que clavar su posición como 9, Ozïl buscaba el fútbol de ataque a un toque abriendo a Cristiano o a Callejón. Alves intentó secar cada acción de Cristiano, pero Piqué le guardó bien las espaldas cortando cualquier acción.

Xabi Alonso y Khedira Vs Sergio Busquets, Xavi e Iniesta

Khedira y messiEl doble pivote blanco hizo un duro trabajo de contención. La zona caliente de posesión de este año del Barça recae por el centro del campo, por lo que la acumulación de jugadores en esa zona hace que su fútbol de toque ahogue a sus rivales. Xabi Alonso hoy era el del “trabajo sucio”: tenía que marcar bien de carca a sus rivales para evitar la progresión por el centro. Khedira era el negociador, el encomendado para sacar la pelota fácil a una de las dos bandas o a Ozïl para que hiciera el fútbol rápido.

El trivote culé dejó de funcionar como tal. Por momentos parecía un cambio de sistema : 3-5-2 (Puyol, Sergio Busquets y Piqué – Jordi Alba, Xavi, Iniesta – Fabregas como media punta – Pedro y Messi). Esta disposición hacía más vulnerable al equipo blaugrana (porque apenas la ha puesto en práctica en partidos oficiales), donde Xavi no podía controlar el centro del campo porque no acostumbra a poner el pie y donde Iniesta se doblegaba por momentos entre el centro del campo, apoyar las subidas de Alves o cambiarse la posición con Fábregas. Esta aparente disposición hacía que hubiera un problema de líneas y de problemas zonales defensivos.

Dos tiempos, dos partidos distintos

El primer tiempo fue todo un recital de presión del Real Madrid. Sabido que su defensa carecía de compenetración, sus armas eran salir a presionar al Barcelona. El Barça estático en el campo, tuvo muchas distancias entre líneas y donde olvidó la circulación y se rompió la premisa de que el que corre es el balón, no el jugador.

El segundo tiempo fue diferente: el Barça salió a intentar hacer su fútbol pero con otra disposición en el campo. Corrigió problemas zonales y fue algo menos estático. El Real Madrid dejó la presión, para buscar el fútbol directo.

Varane y Piqué, los nombres del partido

Piqué y CristianoHace poco hablaba con unos amigos del caso Christanval en el Barça. Un joven central francés fichando por un gran equipo. En aquel caso, las lesiones no le respetaron pero era un prometedor defensa en potencia. Varane, es esa nueva perla defensiva. Es momento de darle paso y sentar a Carvalho. Hizo un buen trabajo, estuvo correcto en sus acciones y finalizó con un buen gol. El Real Madrid puede dormir tranquilo porque hoy salió con matrícula de honor su diamante en bruto.

Piqué Returns. Podríamos titularlo así. Vuelve a ser el de antes: rápido en el corte, intrépido y sacando el balón con serenidad. Su compenetración con Puyol está fuera de toda duda.

Los Laterales, la nota negativa

La nota negativa del partido, fueron los laterales. Essien y Arbeloa no estuvieron muy acertados. En cuanto salían de su línea de flotación defensiva y se intentaban sumar al centro del campo, dejaban un gran espacio detrás de sus espaldas. En el caso del Barça, sus laterales estuvieron menos ofensivos de lo esperado. Pudieron haber sido el desequilibrante al pasar más jugadores al centro, dar más balones a las bandas aprovechando los espacios que dejaban pero hoy no fueron trenes de largo recorrido.

To be continued…

En un resultado justo, ahora se espera el partido de vuelta en el Camp Nou. ¿Crecerán las ocasiones de gol y les darán más trabajo a Diego y a Pinto? ¿Veremos un duelo entre CR7 y Messi? ¿Quién será capaz de neutralizar el juego del rival?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s